Comienza juicio por presunto abuso sexual de obispo argentino del Vaticano

Foto de Vatican Mediai / Catholic Press/Photo by IPA/Sipa USA

El obispo católico argentino Gustavo Zanchetta, quien trabajaba en un departamento financiero del Vaticano, comenzará a ser juzgado este lunes. Esto por un presunto abuso sexual a un seminaristas en la provincia de Salta, en el norte de Argentina.

Zanchetta está acusado de abuso sexual simple, continuado y agravado y asistirá al juicio en un tribunal de Orán, la ciudad salteña donde se desempeñó como obispo, dijo a Reuters una fuente del Poder Judicial de Salta. Está previsto que se extienda hasta el viernes.

La causa comenzó cuando varios sacerdotes de su diócesis acusaron a Zanchetta de abuso sexual ante el embajador del Vaticano en Buenos Aires, además de abuso de poder y mala gestión de las finanzas, que tuvieron lugar en el seminario de San Juan XXIII, que el religioso fundó en 2016 en Orán.

Lee también AstraZeneca logra con éxito un ensayo sobre el cáncer de mama

En diciembre de 2017, cinco meses después de dejar Orán, Zanchetta comenzó a trabajar en la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), una oficina de contabilidad y recursos humanos también administra las propiedades del Vaticano en Italia, un puesto del que se alejó tras las denuncias.

«El primer día se realiza la lectura del requerimiento de juicio fiscal y se da la posibilidad al acusado de que declare», dijo a Reuters la fiscalía a cargo del caso. «Luego vienen los testimonios, son aproximadamente 15», agregó.

El juicio se demoró por la pandemia de COVID-19 y por la falta de documentación que debía enviar el Vaticano que, según el diario salteño El Tribuno, la justicia ya recibió.

Lee también Más de 170 muertos y 100 desaparecidos dejan los deslizamientos de lodo e inundaciones de Petrópolis en Brasil

El Papa Francisco, quien es argentino y el primer pontífice latinoamericano, ha luchado por mantener la imagen de la iglesia en medio de acusaciones de abuso sexual contra funcionarios religiosos en distintas partes del mundo, incluidos Estados Unidos y Australia.

En Argentina hay denuncias de abuso sexual contra al menos 100 clérigos, entre ellos 10 en Salta, según BishopAccountability.org, un grupo de seguimiento de los abusos.