Mujer muere tras caer 30 metros desde un precipicio por tomarse una selfie

Zoë Snoeks, una mujer de Bélgica falleció luego de caer por un precipicio de 30 metros tras querer tomarse una selfie.

La mujer cayó desde un acantilado en la provincia de Luxemburgo y cayó al río Ourthe el pasado 2 de noviembre de este año. Al lugar acudió un equipo de rescatistas para encontrar su cuerpo. 

El esposo de Snoeks, Joeri Janssen indicó que al comienzo de la pandemia recorrieron Europa en su camioneta junto a sus perros. El día del accidente, el matrimonio decidió levantarse temprano para tomar fotografías en la montaña Herou y después retornar a su hogar. 

Lee también: Madre dejó ciego a su bebé tras abandonarlo para ir a un bingo

Según informó el New York Post, su esposo señaló que “me volví hacía los perros y les dije que esperaran. Cuando volví hacia Zoë, ella ya no estaba allí. Ella acababa de desaparecer. Debe haber sucedido en menos de cinco segundos”. 

“El equipo de rescate no pudo encontrar a Zoë de inmediato, dijeron en francés. Luego me dijeron que lamentablemente Zoë estaba muerta, también en francés, pero enseguida entendí lo que querían decir”, agregó. 

Por último, Janssen mencionó que al desbloquear el celular de su mujer, encontró una selfie que había tomado en el borde del precipicio donde cayó. 

Foto portada: Instagram.