Joven entró a una casa pensando que era un cibercafé y dueños le ofrecieron comida

La joven Fathyma Lex se hizo viral en redes sociales luego de compartir una vergonzosa historia que vivió en una casa ajena, la que pensaba que era un cibercafé.

A través de la red social de TikTok, la joven contó que entró a una casa pensando que era un cibercafé. Lex sorprendió a sus seguidores luego de revelar que los dueños del lugar no le dijeron que estaba equivocada y procedieron a ofrecerle comida y un refresco. 

Lex mencionó que el hecho ocurrió hace varios años cuando estaba estudiando en la universidad y estaba en busca de un cibercafé para imprimir unos documentos. 

Además, la joven relató que estuvo en busca de un cibercafé por mucho tiempo y “encontré uno que la verdad sí se me hizo muy peculiar porque nada más tenía dos computadoras, pero dije ‘este no es el momento de estar de juzgona’ y me metí”.

Lee también: Familia realizó baby shower a su yegua

Al ingresar al lugar, Lex saludó a un hombre que estaba en su interior y se sentó donde estaba la computadora para poder imprimir sus documentos. Incluso, señaló que le pidió un mouse y sin ninguna objeción el hombre se lo pasó. 

Después de unos minutos, un joven se acercó a ella y le ofreció un refresco y después le ofrecieron un plato de comida, ya que ellos estaban a punto de comer. Sin embargo, la joven imprimió sus documentos y le preguntó al hombre cuánto le debía, a lo que el le respondió que nada, puesto que no era un cibercafé. 

“Yo empecé a sentir la cara pero así bien caliente, le dije ‘pero cómo no es un ciber, señor, ¿por qué no me dijo? Y dice ‘no muchacha, es que yo te vi muy concentrada y la verdad es que no te quise interrumpir’. A mí se me caía la cara de vergüenza”, expresó 

Por último, Lex reveló que dejó 20 pesos mexicanos en el lugar y se retiró con mucha vergüenza por lo ocurrido.