Saltar al contenido

Al menos 75 reos fallecidos dejó seguidilla de motines carcelarios en Ecuador

02/24/2021

Una dramática situación se vive en Ecuador donde tres cárceles distintas en todo el país presentaron motines, dejando cerca de 75 reos fallecidos en los altercados. Los motines se produjeron casi al mismo tiempo este martes y las autoridades presumen que se trataría de conflictos entre bandas dedicadas al narcotráfico.

El nivel de violencia vivido en las carceles dejo 75 muertos y múltiples heridos. Del total de fallecidos, 33 son reclusos en la cárcel Turi, 21 pertenecen a la Regional de Guayaquil y 8 en Latachunga. La información está confirmada por el director del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de Libertad (SNAI), Edmundo Moncayo.

De igual manera, desde la entidad afirmaron que no hubo gendarmes muertos tras los disturbios, aunque sí existen algunos heridos. En tanto, la Fiscalía declaró que los altercados observados son producto de un conflicto de bandas rivales.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró en su Twitter que las policías trabajan para retomar el control de los centros penitenciarios.

La crisis carcelaria vivida en el país se arrastra de diciembre de 2020, cuando 11 reos fallecieron en motines en aquel mes. La situación dejó ver que el sistema penitenciario del país sufre de una insuficiente infraestructura.

También puedes leer: Contraloría venezolana prohíbe a Guaidó y a 27 exdiputados ejercer cargos públicos

Actualmente, Ecuador cuenta con 60 cárceles o centros de privación de libertad con capacidad de 29 mil personas, teniendo sólo mil 500 guardias. De esta manera, la falta de gendarmes llega a 2 mil 500 y su sobrepoblación se considera en un 30%.

 El decano de la escuela de seguridad y defensa del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador, Daniel Pontón, le comentó al medio RFI su visión sobre el sistema penitenciario.

“Las cárceles ecuatorianas adolecen problemas de índole estructural, como insuficiencia de recursos, ausencia de políticas de rehabilitación, limitación de infraestructuras, crisis humanitarias y problemas de corrupción articulados a presencia de mafias criminales que están alrededor de las cárceles» señaló Pontón.

Añade que “Ecuador ha cuadruplicado su población penitenciaria y eso tiene que ver mucho con la creación de estos nuevos centros que aumentaron la capacidad carcelaria del país”. En la misma línea expresó que la política de persecución de criminales aumentó la población de las cárceles.

“Al parecer hay una disputa muy fuerte de mafias por el control de estos nuevos espacios que ha detonado estos niveles violencia” sentenció.

A raíz de los acontecimientos de este martes, se establecieron tres puntos de control para retomar el poder en las cárceles.

En otro ámbito, desde la Defensoría del Pueblo se responsabilizó de la situación directamente al Estado por no garantizar la seguridad de los reclusos. En esta misma línea, desde la entidad a cargo de las penitenciarías reconocen la existencia de un problema de personal.