Imagen:
Categorías
Noticias

Padres de 545 niños separados en la frontera de EE.UU. no han podido ser localizados

Los padres de 545 niños migrantes que fueron separados tras cruzar ilegalmente la frontera en Estados Unidos no han podido ser localizados, infiormó el martes una asociación de derechos humanos.

Las separaciones ocurrieron durante la implementación de la política del presidente Donald Trump de “tolerancia cero” contra la inmigración clandestina.

“A través de nuestros litigios, acabamos de informar a la corte que los padres de 545 niños -separados a la fuerza por la cruel práctica de separación familiar de la administración Trump- aún no pueden ser hallados”, publicó en Twitter la influyente organización de derechos civiles American Civil Liberties.

Bajo el programa de cero tolerancia, el gobierno estadounidense comenzó a separar a niños de sus padres en mayo de 2018, lo que desató críticas tanto a nivel nacional como internacional.

Con el objetivo de contener la creciente llegada de indocumentados, la mayoría familias de Centroamérica que huían de la pobreza y la violencia en sus países, el plan implicó la separación de cerca de 2700 niños de sus padres.

No obstante, después de seis semanas y ante gran polémica que se generó, Trump anunció que suspendería la separación de familias al menos que los padres representaran un “riesgo” para sus hijos.

Niños sin sus padres

En la actualidad, dos tercios de los padres no localizados se cree que han sido deportados, según indicó un documento de la corte que publicó CNN.

De acuerdo a NBC News, los niños que aún están sin sus padres fueron separados desde 2017.

Esto fue parte de un programa piloto anterior a la política de tolerancia cero, y fueron deportados.

“Es crucial saber lo más que se pueda sobre quién era responsable de esta práctica horrenda sin perder de vista el hecho que cientos de familias no han sido aún halladas y siguen separadas”, dijo a NBC Lee Gelernt, director adjunto del proyecto sobre derechos de inmigrantes de ACLU.

Cabe señalar que la pandemia del coronavirus alteró la búsqueda de los padres de los menores migrantes, sin embargo, ya se ha retomado la labor, según señaló la corte.