Gimnasio cambió su rubro a iglesia para evitar el cierre por coronavirus en Polonia

Un gimnasio en Polonia se rebautizó como iglesia para poder permanecer abierto en medio de las nuevas restricciones por coronavirus, que afectan a europa.

La semana pasada, el primer ministro Mateusz Morawiecki ordenó el cierre de los gimnasios, piscinas y parques acuáticos tras el fuerte aumento de casos. Sin embargo, el gimnasio Atlantic Sports and Fitness Club de Cracovia tenía otros planes.

A través de una publicación en Facebook, la gerente del gimnasio, Marta Jamróz, dijo que las clases de acondicionamiento físico ahora se redefinirían como una congregación religiosa de la ‘Iglesia del cuerpo sano’.

Además, señaló que su gimnasio en sí es ahora la ‘Tienda del Atlántico’, y anima a las personas a visitar y ‘probar’ su equipamiento.

«Estimados clientes, sabemos que han estado atentos nuestra decisión … Estábamos esperando el reglamento y esperábamos que, a pesar de la conferencia de prensa del primer ministro de ayer, alguien se volviera inteligente y cambiara su decisión. .. Desafortunadamente, fue así», escribió el sujeto.

«Dado que las clases de gimnasia no pueden funcionar, la congregación religiosa comenzará hoy en nuestro club, ‘Iglesia del cuerpo sano’. ¿Es difícil de creer? Todo es posible en este mundo», agregó.

Marta continuó explicando que se están utilizando estas medidas ya que el cierre de los gimnasios no estaba justificado y además corren el riesgo de perder puestos de trabajo.

En tanto, el ministro de salud del país, Adam Niedzielski, señaló que romper reglas como esta representaba un «egoísmo extremo».

«Estoy aterrorizado por la falta de responsabilidad de las personas que intentan superarse entre sí en ideas para eludir las restricciones existentes. No solo te estás perjudicando a ti mismo, sino que estás poniendo a otros en riesgo, especialmente a los que están en riesgo… Esto es un egoísmo extremo «.

Polonia ya registra más de 183 mil casos de coronavirus y 3.614 muertes, según el Centro de recursos sobre el coronavirus de John Hopkins.