Armenia y Azerbaiyán en pie de guerra por un conflicto de décadas

El hasta ahora latente conflicto de Nagorno Karabaj, ha vuelto a poner en alerta a la comunidad internacional con violentos enfrentamientos en el territorio separatista disputado por Armenia y Azerbaiyán que amenazan con una nueva guerra a gran escala en el Cáucaso Sur.

En centro del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán se basa en la región de Nagorno Karabaj.

El enclave, de mayoría armenia, pero anexionado en 1921 a Azerbaiyán por las autoridades soviéticas, proclamó unilateralmente su independencia en 1991 con el apoyo de Armenia.

Armenia y Azerbaiyán se encuentran en estado de guerra desde 1991, si bien tres años después firmaron un alto el fuego, se han denunciado violaciones de ambas partes.

Por ejemplo, antes de los combates del domingo, los enfrentamientos recientes más importantes ocurrieron en abril de 2016 y dejaron unos 110 muertos.

La escalada en la zona de Nagorno Karabaj llevó a Armenia a decretar la ley marcial y la movilización general en todo su territorio, una medida excepcional.

Dicha media no se había dado desde otros periodos de aumento de la tensión entre ambos países, como la llamada “guerra de los cuatro días” de abril de 2016.

Pocas horas después, las autoridades de Azerbaiyán firmaron también un decreto sobre la declaración de la ley marcial en todo el territorio del país a partir de hoy.

Conflicto actual

Las movilizaciones en Armenia y Nagorno Karabaj se producen después de que el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán lanzara una “contraofensiva” en toda la línea de contacto en respuesta a los ataques que, asegura, Armenia efectuó a primera hora de la mañana contra posiciones azerbaiyanas y asentamientos civiles.

Ayer durante la mañana, ambos bandos intercambiaron disparos de artillería, desplegaron blindados y Azerbaiyán realizó bombardeos aéreos.

Las autoridades de Karabaj reconocieron que habían perdido 17 soldados, y que más de un centenar resultaron heridos. Y murieron dos civiles.