Imagen:
Categorías
Noticias

Trump afirma que ‘todos los estadounidenses’ tendrán la vacuna contra el coronavirus en abril

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump dijo el viernes que «todos los estadounidenses» tendrán una vacuna para el coronavirus disponible en abril.

En un punto de prensa del pasado viernes, Donald Trump dijo que la distribución de la vacuna comenzará dentro de las 24 horas posteriores a su preparación.

«Creo que la distribución será incluso más rápida de lo que la mayoría de la gente piensa», dijo.

El presidente subrayó que estas estimaciones están basadas «en la fabricación que está en proceso, y está en proceso inmediatamente ahora».

Credibilidad cuestionada

En un testimonio del miércoles ante el Senado , el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, dijo que una vacuna contra el coronavirus probablemente no estaría disponible para una distribución hasta el próximo verano u otoño.

Ese mismo día, Trump volvió a afirmar su promesa, y señaló que la vacuna podría estar lista en octubre y desautorizó a Redfield.

Indicó que el veterano de 30 años en el campo de la virología y las enfermedades infecciosas, había «malinterpretado» y «cometido un error» en su evaluación del momento oportuno de una vacuna.

El Dr. Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical de la Facultad de Medicina de Baylor, señaló que actualmente no existe una vacuna que se sepa que sea eficaz y segura. 

«Probablemente no tendremos esa información hasta fin de año», enfatizó.

Jonathan Reiner, profesor de Medicina y Cirugía en la Universidad George Washington, dijo que los desafíos logísticos para vacunar a 330 millones de personas con 2 dosis (660 millones de inyecciones) son abrumadores.

Vacunación voluntaria

El miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca para Covid-19, el médico Scott Atlas, que estuvo presente en la rueda de prensa, afirmó que:

«Las personas de la lista prioritaria podrán recibir la vacuna, a nadie se le va a forzar a vacunarse».

«Hacia abril, todos los estadounidenses que quieran ser vacunados podrían serlo. No es una vacunación forzada«.