Imagen:
Categorías
Uncategorized

Qantas lanza ‘vuelo a ninguna parte’ para personas que están desesperadas por volar

Si lo único que seas es tomar un vuelo durante un par de horas y asomarte por la ventana para maravillarte con el paisaje, entonces esta noticia te gustará.

Si bien los australianos han podido volar entre estados durante la pandemia, esto conlleva a que la mayoría tenga que hacer cuarentena en un hotel durante dos semanas. Como resultado, la mayoría ha decidido quedarse en casa los últimos meses.

Ante esto, la aerolínea Qantas está preparando un vuelo que cubrirá casi la mitad del país para ayudar a los ciudadanos a sentirse como si viajaran a algún lugar.

El próximo mes, el ‘Flight to Nowhere’ (Vuelo a ninguna parte) partirá del aeropuerto de Sydney y llevará a los pasajeros hacia el norte para volar directamente sobre la Gran Barrera de Coral y brindarles a todos una vista de una de las maravillas naturales más hermosas del mundo.

The Great Barrier Reef, the world’s largest coral reef, lies in the Coral Sea off northeastern Australia. Near Queensland, Australia

El Boeing 787 Dreamliner, que también cuenta con las ventanillas de avión más grandes del mundo, se dirigirá hacia el oeste y volará por el Territorio del Norte hasta que pueda contemplar Uluru y Kata Tjuta.

Finalmente, el avión realizará un vuelo bajo sobre el puerto de Sydney y permitirá disfrutar de las vistas mientras se pone el sol.

Boletos

Con todo, el vuelo durará alrededor de siete horas y lo mejor es que no será necesario llevar pasaporte ni pasar por las dos semanas de cuarentena.

Los boletos salen a la venta hoy y los asientos son limitados. Solo habrá seis boletos de clase ejecutiva, 24 boletos económicos premium y 104 boletos económicos.

Esto es para garantizar que todas las personas tengan un asiento junto a la ventana; no tendría sentido subirse a un avión durante siete horas y no ver nada excepto un par de películas.

Además de todas las visitas turísticas que podrán disfrutar, también habrá un desayuno previo al vuelo en el Qantas Business Lounge nacional de Sydney, un menú de almuerzo diseñado por Neil Perry, un presentador de celebridades y entretenimiento sorpresa, un vuelo conmemorativo certificado, pijama Qantas Business y un kit de comodidades, así como una bolsa de regalo.