Saltar al contenido

Australia otorga más poder y atribuciones a la policía para combatir a los pedófilos

09/14/2020

La Policía Federal Australiana ha recibido nuevos poderes para evitar que los pedófilos se beneficien del abuso infantil.

El Daily Telegraph informó que la AFP (Australian Federal Police) podrá utilizar las leyes delictivas del gobierno para confiscar viviendas, automóviles y dinero de los abusadores de niños que se benefician con este delito.

El ministro de Asuntos Internos, Peter Dutton, ha dicho al periódico:

«Si se descubre que un delincuente sexual se está beneficiando de la explotación de niños o busca obtener beneficios de la explotación de los niños, puede esperar que le incauten su cuenta bancaria, su casa o incluso su coche.

«Vamos a apuntar a aquellos que se benefician de un comercio detestable de abuso infantil», agregó.

Esto debido a que ha habido una explosión de pedófilos que utilizan la dark web para crear y difundir material de abuso infantil.

Muchos de estos abusadores pueden ganar dinero con las imágenes y videos vendiéndolos a otros usuarios.

Abusadores infantiles en ascenso

Increíblemente, los servidores de la dark web se han caído recientemente debido al aumento del tráfico de los usuarios australianos que intentan obtener contenido.

News Corp dice que los pedófilos australianos pueden pagar a los padres en malas condiciones socioeconómicas para que abusen de sus propios hijos.

El comisionado de la Policía Federal de Australia, Reece Kershaw, dijo que han notado un gran aumento en el comercio en línea de material de abuso infantil.

«Desde julio del año pasado hasta junio de este año, hemos tenido 21.000 informes de explotación sexual infantil … eso es casi un aumento del 50 por ciento [desde el año anterior]», dijo el comisionado Kershaw a 2GB la semana pasada.

«Internet no es un lugar tan seguro. Es un caldo de cultivo, lamentablemente, para muchos de estos depredadores en línea».

Las autoridades dicen que hace unos 15 años, normalmente encontraban alrededor de 1,000 imágenes de abuso en la computadora de un pedófilo sospechoso. Ahora, el promedio se sitúa en 80 mil.

Se espera que esta ‘nueva y agresiva estrategia’ de la policía australiana evite que los delincuentes usen el dinero que obtienen del material de abuso para comprar cosas como casas o vehículos.