Imagen:
Categorías
Noticias

Buscado cazador furtivo de elefantes fue condenado a 30 años de prisión en un caso histórico

Un hombre apodado como el «carnicero de Nouabale Ndoki» recibió una condena y ahora deberá a pasar 30 años tras las rejas en África.

Al conocido cazador furtivo de elefantes Mobanza Mobembo Gerard, se le condenó a prisión en un tribunal penal de la República del Congo.

El sujeto fue declarado culpable de los cargos de tráfico de marfil, intento de asesinato contra guardaparques, posesión de armas militares y otros delitos.

Gerard también recibió la orden de pagar 38 millones de francos centroafricanos por daños y perjuicios (USD $ 68.000) a los guardabosques heridos.

Se trata de la sentencia más larga dictada a un cazador furtivo en el país. El máximo habían sido cinco años, ya que la mayoría de los casos a menudo terminan en tribunales civiles.

La Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre ha revelado que Gerard dirigió expediciones de caza en la República del Congo y podría ser responsable de matar hasta 500 elefantes desde 2008.

Una persecución de tres años comenzó cuando estalló un tiroteo entre Gerard, sus hombres y guardaparques en el Parque Nacional Nouabalé-Ndoki.

En esa ocasión, varios guardaparques resultaron heridos en el tumulto, pero afortunadamente todos sobrevivieron.

Tres de los hombres que resultaron capturados entregaron información suficiente sobre su paradero. Esto permitió que la policía pudiera detenerlo.

Gerard logró escapar en 2018 justo antes de que se llevara a cabo su juicio, pero se desató una nueva persecución, que finalmente culminó con su arresto en julio del año pasado.

La Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre ha elogiado a la República del Congo por aplicar una sanción severa y espera que envíe un mensaje a otros cazadores furtivos.